sábado, 31 de agosto de 2013

MEDIDORES MÁGICOS DE ELECTRICARIBE

La empresa Electricaribe S.A. ESP, responsable de la prestación del suministro de energía eléctrica en la Costa Atlántica, recordada por la autoridades por ser la primera causa de alteración del orden público, ha sometido a sus usuarios a la instalación de un nuevo sistema de medida sin ofrecer mayor información a los mismos, seguramente con el beneplácito de la Superservicios y la CREG.

Este sistema mejor conocido como telemedida o telemetría, basa su funcionamiento en las comunicaciones logradas por las líneas de potencia – PLC (sigla en inglés) o el mejor conocido en la región como cable trenzado. Habida cuenta que estas redes  permiten el desarrollo de un canal de comunicaciones de alto nivel a través de las líneas eléctricas de media tensión.

Con la utilización de esta tecnología se ha implementado el sistema SCADA (supervisión, control y adquisición de datos). Instalando con él una serie de dispositivos que trabajando en conjunto hacen posible la comunicación, a través de las redes eléctricas, con los equipos de telemedida para lograr la adquisición de datos eléctricos desde un centro de recopilación de información en la subestación.

Esta es una red de comunicación a 2 vías que conectan los famosos medidores “satelitales” al centro de control de la empresa donde los datos tomados son almacenados. Los medidores que pasan a ser una Unidad Remota de Telemetría son supervisadas por un computador que recibe la información tomada por éste. Es decir, este sistema garantiza una comunicación de ida y regreso entre el dispositivo de telemedida y la central de la empresa ELECTRICARIBE y de esta forma se conecta y muestra cada equipo que participa en el canal para que la comunicación medidor – subcentral sea posible. (Ver GRÁFICO).



En palabras castizas, se trata de un sistema de comunicaciones a través de la red trenzada entre el bautizado medidor “satelital” y la central de Electricaribe, en el que la empresa cuenta con la posibilidad de manipular a su antojo las lecturas y los consumos de los usuarios, sin casi dejar rastros, poniendo en condiciones de inferioridad a los usuarios y sometiéndolos al antojo de lo que quiera facturarles sin que éstos técnicamente puedan defenderse.

Sara Beatriz Benavides Carpintero suscriptora del servicio de suministro de energía eléctrica fue objeto de la extorsiva instalación, en su modesta vivienda estrato 3, del sistema de telemedida so pena de serle suspendido el servicio. Sistema que le fue por supuesto instalado y desde entonces vio crecer, en un abrir y cerrar de ojos, los consumos de energía eléctrica.

Por cuenta del sistema de telemedida le cobraron módicas cantidades mensuales de 3.348 y 1.935 Kw/h mes en los dos meses siguientes a la instalación del famoso medidor satelital cuando su promedio en 10 años no había superado los 600 Kw/h mes.

Revisadas las circunstancias de consumo de Beatriz y los antecedentes registrados por el medidor “satelital” se encontraron evidencias de manipulación.

El primer hecho que llamó la atención fue que al momento de instalársele el famoso medidor no se dejó constancia de la lectura que presentaba éste en el acta correspondiente. Los posteriores hechos confirmaron que algo malo estaba pasando: el primer registro de consumos arrojó una cantidad de 623 Kw/h. Para la segunda factura ya el medidor registraba en lectura acumulada 3.971Kw/h (de los cuales facturaron la diferencia de 3.348 kilovatios) y para la tercera factura el medidor ya marcaba 8.917 Kw/h.

Ante la evidencia de la manipulación realizada por la empresa Electricaribe S.A. ESP. a las lecturas registradas por el nuevo medidor se decidió filmar de manera constante durante 24 horas el comportamiento del mismo durante poco más de mes y medio.

Y las sospechas fueron confirmadas. La filmación demostraba que el medidor en un preciso instante registraba una lectura de 9.119 Kw/h pero 17 segundos después, luego de mostrar el número de identificación comercial (NIC) de Beatriz, se ve claramente que la lectura era manipulada y reducida a 5.956 kw/h.

Cantidad ésta que daba la apariencia de legalidad a los consumos ilegalmente cobrados frente a los reclamos elevados y que en consecuencia obligaba a Beatriz a asumir lo que a Electricaribe le dio la gana de cobrarle. (ver VIDEO: https://www.youtube.com/watch?v=VVMHC4zcsYg)

video
  
Con esta modificación en el registro del famoso medidor “satelital” se materializa el que pudiera ser el crimen perfecto. Y sin lugar a dudas la consolidación del camino para quedar los consumos de los usuarios a merced y voluntad de la empresa sin que nadie se diera cuenta.

En Santa Marta se cuentan poco más de 20 mil usuarios sometidos a este sistema de lectura, la mayoría en estratos populares a quienes de forma aberrante se les facturan cifras similares, cuando no mayores, a las que proporcionalmente se le cobra a los usuarios del estrato 6 de la ciudad. Claro el estrato 6 con los electrodomésticos que le proporcionan confort cuando los estratos populares apenas tienen los mínimos electrodomésticos que le permiten sobrevivir.

Este asunto ya fue puesto en conocimiento de la Superservicios, esperemos a ver qué hace esta entidad que ha demostrado estar preocupada por reducir los abusos de estas empresas. Mientras tanto Electricaribe, con sus medidores mágicos, seguirá haciendo lo suyo . . .

DE ÑAPA: Mañana domingo la historia de la obra que hizo que la lluvia no nos diera miedo en Santa Marta. Mañana en Magazín Punto de Encuentro la historia del Colector Pluvial Bastidas Mar Caribe. 10 de la mañana por Radio Magdalena, dial 1420 AM o www.radiomagdalena1420am.com

ALEJANDRO ARIAS
Celulares 3005550294 - 3126056941
Pin N.° 21FC1CB2 - Twiter: @ALEJANDRO_ARIA2 - Skype: ALEJANDRO_ARIA2
E-mail: alejandroarias@dialnet.net.co Blog: http://alejandroaria2.blogspot.com/
MIEMBRO DE LA FUNDACIÓN PARA LA PRENSA LIBRE
------------------------------------------------------
Toda persona que no desee recibir mis correos ruego por favor me informe
Este documento puede ser asimilado por las autoridades como una denuncia